Antes de que la industria moderna invadiese el pueblo, la alfarería era la principal industria local. Godos, visigodos, árabes y cristianos hicieron de Campo Real un pueblo alfarero hasta el extremo que existieron en la localidad hasta 30 alfares con hornos árabes para la cocción. Ya en el año 1752 se tienen los primeros datos documentados sobre esta actividad, conociéndose que en el barrio de la Cruz del Caballo son los apellidos Calvo y Cebrián quienes realizaban los primeros cántaros de barro en los obradores.

Las cazuelas, los pucheros, las mantequeras (utilizadas para conservar las matanzas), las mieleras o los canjilones para enderezar las aceitunas se convirtieron en objetos “made in Campo Real” que cobraron una gran importancia en el mercado.

Cada alfar de Campo Real poseía su propio horno de leña, pero con la introducción del torno y el horno eléctrico se revolucionó la alfarería ya que se podían realizar más piezas en menos tiempo y con un acabado más regular. Algo que acabó con la industria tradicional alfarera del pueblo y que este museo pretende recuperar del olvido.

El museo alberga también una zona dedicada a sus dos productos más típicos: la aceituna y el queso.

 

cuadro aceitunas
    cuadro quesos
 

Las aceitunas

   

El queso

 

Agenda de eventos

12 Mar 2017

Jornada de Baloncesto/Balonmano
26 Mar 2017

Jornada de Fútbol/Fútbol Sala

¿Le gusta la nueva web?

 micarpetasalud

banner mancomunidad